fbpx

Ramos preservados – BonnBox Flowers

Hoy quiero hablar de decoración floral de eventos Madrid y una de las colaboraciones más especiales que llevo haciendo desde hace ya casi un año.

Seguro que conoces a Cenas Adivina. Yo, al menos lo conocía antes de que Silvia, su creadora,  y yo, trabajásemos juntas.  De hecho, tengo que reconocer que era “superfan” de su proyecto. Descubrí este nuevo concepto de “cenar con desconocidos” en un podcast y me animé a ir a una de sus cenas, luego vino, otra y luego otra… Y así hasta que Silvia, en septiembre del año pasado me llamó:  Bárbara, me gustaría  que decoraras las veladas de Cenas Adivina.

Igual que me pasó cuando decoré la Embajada de Polonia, cuando me llamó Silvia fue cómo: WHAAATTT??? Trabajar para personas o entidades que admiras es un auténtico sueño. 

Además, tengo que reconocer que el trabajo en Cenas Adivinas es un trabajo super divertido. Te cuento:

Todas las cenas están agendadas y calendarizadas, así que el mismo día de la cena voy a CA (Cenas Adivina) Home cargada con mis flores frescas de temporada ( luego cuento el por qué) y allí mismo preparo la decoración floral de esa noche y el ramo de flores que regalamos a cada invitado.

La preparación es como una reunión de amigas. Por allí siempre está Silvia y Patricia, de Patricia Villar Catering, con quién, además, previamente coordino colores de platos y mantelerías para que todo quede perfecto.  Así es como yo trabajo y creo que se debe trabajar en este sector, pensando totalmente en el cliente, en este caso, en las Cenas Adivina.

A mí me encanta esta forma de trabajar y me da tranquilidad porque sé que estoy poniendo toda mi creatividad y recursos en cada proyecto.

Además, Silvia me da total libertad creativa, así que para mi cada Cena Adivina es un precioso reto que despierta toda mi imaginación.

Y es que con ellas formamos gran equipo.   Allí, cada momento es especial. 

Por eso, siempre que puedo organizarme la logística familiar (ya sabes 😉 me quedo en el evento de ese día. No sólo disfruto trabajando sino que también disfruto de la cena y, por supuesto, de la sorprendente compañía.

Para mi trabajar con Cenas Adivina es ILUSIÓN. Silvia desde un primer momento ha sido un amor y lleva su proyecto con una delicadez exquisita.  Decorar un sitio tan especial, tan mágico.. me faltan palabras. Las historias de cada ponente, las conexiones, no solo con ellos si no también entre los asistentes. Creo que hace falta vivirlo para entenderlo, así que si nunca has ido a una cena, ya estás tardando.  
Si  tuviese que elegir uno de los eventos que más he disfrutado decorando es el de María Gálvez  de @Goutghestia y autora del libro “Yo cocino, tú el vino”.  Hice un camino de mesa floral enorme para una mesa de más de 2 metros, el catering estaba prácticamente integrado con las flores y quedó precioso.

En este camino de mesa  además había muchísimas flores, muchísimo colores, las flores se miraban, se encontraban… hubo mucha técnica y mucha estrategía para que las flores quedasen justo como yo quería. Fue un trabajo precioso y laborioso pero también, el que más ilusión me ha hecho hasta ahora.

Hace apenas 5 días decoré y llené de la magia floral el evento de Fiesta Adivina 2023.  El décimo aniversario y la inauguración de la temporada. Evento para 400 personas y mucho sitio para decorar.

En el photocall donde cree una enorme composición floral con girasoles y rosas anaranjadas. Explosión de colores y sensaciones encima de un photocall temático creado por @lasmemoriasdeayer con un mobiliario precioso.

Para el escenario preparamos enormes copas llenas de flores, jarroncitos y nuestro centro de flores “flower box”.  En varios puestos con productos del Dia, Thermomix, vinos, sidra etc puse nuestras flores, todo en armonía con la decoración general.  

Sin duda alguna, fue un trabajo duro y muy laborioso, pero extremamente gratificante,  aun sigo reviviendo las emociones de este evento y estoy muy agradecida por tener la oportunidad de decorarlo. Puedes ver el resumen aquí

Las fotos preciosas son de  @beapulido_foto

¿Flores frescas o preservadas?

El eterno dilema. Pero te voy a contar mi elección y el por qué de esta.

En Cenas Adivina siempre utilizo flores frescas porque a Silvia le  encantan: las frescura, el olor, los colores. Además, para también para mi también es muy gratificante trabajar la creatividad con flores de temporada, ver el ciclo de vida de la flor hasta que se marchite. Y eso, tanto a mi como a Silvia, nos encanta.

Siempre utilizo flores de temporada. Porque creo que es más respetuoso con el medio, con la naturaleza y, por qué no decirlo, porque también aguantan más y es una estupenda manera de dar a conocer la temporalidad de las flores. CA Home  es muy elegante y muy sencilla, y las flores son quienes dan el color: mimosas, peonías… Además, como las flores se quedan allí vemos el ciclo de vida de la flor. En verano se marchitan antes, mientras que en invierno duran mucho. Vemos cómo se van pochando poco a poco. Es muy bonito. 

Soy de las personas que piensa que  las flores siempre dan alegría y sobre todo las flores frescas. Siempre que entro en un lugar con flores naturales, cuando voy a elegirlas a mis proveedores vivo esta misma sensación.

Primero me llegan los olores, intensos, frescos, variados y que se entremezclan entre sí produciendo esa perfecta imperfección que sólo la naturaleza es capaz de conseguir. 

Después veo los colores, vivos, con tonalidades infinitas, formando un vergel.

Y por último, la suavidad cuando las toco. Se nota la frescura, la vida que todavía corre por sus partes, la frescura de la humedad que las mantiene.

Cuéntame. ¿Alguna vez has vivido esa sensación? ¿O soy yo, la “loca de las flores”?

Me gustaría leerte.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda